jueves, 30 de julio de 2009

Tras el cristal, el mundo

Junto a la tele, no sé por qué pasaba por allí, en una tienda de muebles de diseño y con pintas de habérsele atragantado la crisis veo esto:














Inesperada composicón hecha con tapes de botellas ocupan una pared de muchas , ya vacías. Otras con contenidos más propios de tienda de muebles, camas, sillas, objetos de la casa, por cierto con buen aspecto.
Extraño mapa-mundi de sólo un continente notable con pequeñas islas flotando alrededor. Pangea formada de circulitos como algún mapa significativo con esquemas, retícula dibujada con juguetes improvisados. Colorida composición hecha con tapes de botellas, ausencia de la forma principal del concepto BOTELLA y por extensión del momento festivo de la cocacola fresca, del momento de cambio regenerador de la limpieza de la casa, la reunión con vino y gaseosa de la afirmación de la vida existente del trago de agua.
No se crean banderas porque no hay banderas circulares. Y además cuando quieres formar alguna asociación lógica te topas con el mar. (la pared)
La sorpresa está dulcificada por lo inoportuno, lo casual, lo gratuito. Puede que pertenezca a algún festival como En la Frontera o 4º asalto, y que no me hubiera enterado, no lo sé.
tal vez la amenaza de cierre facilitara que alguien lo hiciera alli y entonces. Puede que sean los "Brotes verdes" de los que hablan.
Que alguien pase por un sitio tan poco transitado, y que mire el escaparate son una suma variada y colorida de casualidades, posibles en nuestro mundo.


domingo, 26 de julio de 2009

Desencuentros con la 3º fase

Como un meteorito que lleva vagando un millón de años por el espacio, un ser con mirada desasosegada acaba de llegar a la cola del bus y se coloca en 1ºer lugar para subir antes que nadie. Se trata de los VIEJOS. Los ancianos , si se quiere. Puede que si los miras se corroboren en su actitud, nerviosos por algún recuerdo autorecriminante de una vida anterior digna. Presas del virus más devastador del siglo XXI, la ansiedad, no les tiemblan los anillos para buscar la gresca, crear el conflicto, para juzgar, quejarse etc. Se imaginan avalados por un derecho de los tiempos del derecho de pernada, q es el "respeto a lo mayores". Una bobaliconada que les puede hacerse sentir con derecho de incluso a llegar a las manos si llegara el caso. Casi siempre contra su tribu urbana más odiada: "los jóvenes". En caso de ayuda a quién apoyaría el pueblo sin preguntar? Y es q saben latín. El otro día un niño de unos 8 años iba con su madre treintañera y al pasar cerca de uno de estos seres le espetó: -Si me pisas te meto una de ostias, que si tenía los pies mal, que si no se qué. La mujer, claro estaba a cuadros. Otra el otro día una vieja odiosa amenazó con darle con el bolso a una joven por q le había rozado al pasar. Es el pan nuestro de cada día.

Ayer mismo un sujeto de esta edad en pleno estado de descomposición ,(por el olor lo supuse), plantó la mirada perdida enfocando fijamente a una joven de buen ver, haciéndole el viaje de lo más placentero. Y es que hasta en lo más humano y natural patinan como un cerdo sobre el hielo.

Estar en paz con uno mismo es recomendable en cualquier momento, pero a cierta edad, la amenaza de la bicha y el abandono puede crear estos monstruos. Una energía se les reconcentra en los días interminables que están en casa haciendo ricos a los programas de televisión más infames. No les ha llamado ningún hijo en mucho tiempo así que :-voy a salir a la calle a ver obras, y voy a buscar un culpable de mi próstata, del paro, de lo poco que me queda de pensión y de lo que queda para semana santa y lo voy a asesinar. Ésto no le curará pero por un rato se creerá en posesión de los dones que les fueron desposeídos. Nada que hacer amigo, esto es ya una cuenta atrás. Y no eres un vampiro, al menos en este sentido, y las vidas de los demás no te harán rejuvenecer.


No está mal recordar , llegados este punto, que viajan gratis. Tan sólo el hecho de que les cobraran 10 céntimos por viaje haría que se redujese el número de viejos vagando de aquí para allá. Además será por obras. No hay barrio sin ellas. A no ser que se repartan gratis bocadillos de longaniza en algún sitio. Milagrosamente se les curan los males y pueden estar 2 horas de pie para conseguir uno. Pero hay una máxima a tener en cuenta; Viejos y aglomeraciones mala mezcla. Mucho cuidado en samana santa , el Pilar y cosas así porque puede ser una experiencia arriesgada. Otro punto son los abuelos al volante. El peligro público número 1. Un conductor abuelo conduce bajo los síntomas de 6 litros de vino, 3 porros, 4 pastillas y 5 rayas sin que de positivo. En carretera o en ciudad ir cerca de uno de estos es jugarse el coche o la vida. No me preguntéis como les renovaron el carné que no lo sé. El otro día en el semáforo para enfilar Maria agustín hacia la plaza Europa viniendo desde la rotonda de la Ciudadanía un viejo q ya había esquivado antes porque iba haciendo eses se saltó el semáforo y paralizó un cruce de 4 direcciones pudiendo causar una de la leche. ¿Les vetaron la entrada en los autobuses como a los hooligans a los estadios? No. Desconozco el motivo. Creo que tiene que ver con la oleaginosa autocondescendencia de los oligarcas. Una cosa está clara. Es la masa social (electoral) más numerosa y homogénea. Es lo que hace que se gobierne para ellos. Han heredado la tierra de conejos. Hay un programa de la SER, estudio de guardia que es muy significativo de lo que les pasa por la cabeza a los susodichos y a sus cargos electos. ( yo soy más de la Fm porque de verdad, pone la cosa del higadillo) la maruja que llama indignada porque en su calle hay una baldosa suelta, el césped está alto, qué sé yo... Los pequeños arreglillos... Ahí es donde se ve que nuestros dirigentes gobiernan para los viejos y los pijos. Si la mitad del presupuesto se va en limpieza y la otra mitad en obrillas como poner baldosas verdes en vez de azules, levatar una calle para cambiar un cable de luz rojo por otro azul. Claro una obra detras de otra porque hacer todo esto a la vez mermaría los ingresos de los políticos, los constructores. Así es el círculo vicioso: Obras para viejos y pijos, constructora gana dinero, constructor financia al partido, el partido gana, como no ha hecho los parkings ni los carriles bici tiene la posibilidad de recaudar con multas a los coches en doble fila y a los librepensantes que no vayan por el camino de baldosas amarillas , consiguiendo tener una ciudad arterioesclerótica, amenazada, sucia en lo anímico y lista para ir fabricando viejos zombies progresivamente.
video

Se ha dado un hecho peculiar sin ir muy lejos, justo en mi bloque. Una pandilla de ociosos abuelos se sentaba en un banco que mira la entrada de mi portal a 2 metros. SE reunían allí todos los días a todas horas. En ningún caso preferían los bancos del parque que les trajera ,tal vez, recuerdos de la naturaleza allá en su pueblo. Sabían quién iba y venía , ´te decián no llames que tal o cual a ido a tal sitio. Oscultaban qué traías o dejabas. Los llamamos cariñosamente los vigilantes de la playa.
Ahora mi calle está en obras para poner un nuevo rodapiés. (200.000€) desconozco donde han ido , pero el caso es que mi comunidad, asociación espontánea, ha recogido firmas con gran éxito para que no vuelvan a poner los bancos y llevado a la junta de distrito. Los ejércitos de la vida y la muerte se van a ver las caras en un nuevo campo de batalla. Cual será el veredicto? Próximo capítulo en tu casa.

Visita al babel

Paseando por la Babilonia de los jardines a ras de suelo, tras cruzar su río oscuro y sortear alguna q otra obra, acabo en el Babel de la calle Zurita.
Negocio una consumición y el Heraldo, cuando algo en mi interior me dice que tengo que ir al retrete.
El sendero q lleva del bar a los baños está flanqueado a la derecha por un gran espejo y a la izquierda por una lámina de metacrilato translucido donde aguarda una bella señorita, con el remedio médico que mitiga el ir y fluir desordenado de las cosas. Con una instantánea robaré el recuerdo de mi paso por ahí.




Ella me dijo : Su tabaco gracias, toma una de estas pastillitas azules y el camino a la orilla del río es al fondo a la izquierda. ----Gracias por su amabilidad---
(Tengo q preguntarle al río un par de cosas, será un intercambio cultural.)
Contemplo la ausencia d esplendor del water, nada q ver con el de las madres pero asombrado descubro un mural, a la espalda del que sienta a contemplar el orden fisiológico de las cosas. Se trata de brochazos de naturaleza creciendo sin orden, desde el punto de vista de un paisajista del ayuntamiento pero con una gracia compositiva propia de los sabios orientales del pincel y el junco.
La cámara juega al gato y al ratón con la luz, y vira los colores a su gusto, con lo q no queda, unido a mi mala memoria, mas que un suave reflejo RGB acariciado por la brisa de la maleza de las baldosas.



Por la oscuridad de los ríos
estuve vagando.
Viví mi vida
en Babilonia


La naturaleza nació entre las baldosas, como la maleza en un jardín público, con las tijeras de Damocles mirando el reloj. Pero debe ser que la vida crece donde menos te lo esperas. Crece en lugares infrecuentes y alli donde se celebran sus erráticas caricaturas sólo se advierte una parte del intercambio.

Por la oscuridad de los ríos
sentí pánico,
pertenecí por fin
a Babilonia






Hay algo digno de ser visto en las galerías de arte zaragozanas. Son los cuartos de baño. Pensados para sus trabajadores, cuando entras sabes perfectamente que les has pillado por sorpresa. Indicios de vida de sus habitantes habituales productos y herramientas, restos de vida, premio al paseante sediento.